El enigma de las emisoras de números

Las emisoras de números, también denominadas estaciones numéricas, son emisoras de radio de onda corta de origen incierto. En general transmiten voces leyendo secuencias de números, palabras, o letras (a veces utilizando un alfabeto fonético).


Las voces que se oyen en estas emisoras son muchas veces generadas mecánicamente, vienen en una gran variedad de idiomas, y normalmente son femeninas; aunque a veces se usan voces masculinas o infantiles.
Las pruebas apoyan las suposiciones populares de que estas emisoras son canales de comunicación para enviar mensajes a espías. Esto no ha sido reconocido públicamente por ningún gobierno que pueda operar una emisora de números, aunque ha habido un caso de procesamiento público al espionaje de una emisora de números cubana por un tribunal estadounidense.

Las emisoras de números aparecen y desaparecen a lo largo del tiempo (aunque algunas siguen horarios regulares), y su actividad total ha aumentado ligeramente desde principios de los años 1990. Este aumento sugiere que, como fenómenos relacionados con el espionaje, no fueron únicas a la guerra fría.

Las características de estas emisoras son muy variadas. Algunas siguen horarios estrictos, mientras que otras emiten a momentos aparentemente aleatorios. Las voces pueden leer números, letras, palabras, tonadas, o código morse. La voz que lee la información puede ser automática o producida en el momento, de una persona joven o vieja, masculina o femenina. El uso de distintos idiomas para transmitir la información no necesariamente indica el origen del mensaje; espías franceses, por ejemplo, pueden ser hábiles con los numerales chinos, que se usan sin embargo para enviar un mensaje en francés.
El uso de géneros musicales específicos puede también ser un intento de distraer a las personas de la idea de que estas emisoras tienen propósitos de espionaje. Alguien que oiga música extraña junto con una niña leyendo números podría, por ejemplo, tomar una tal transmisión por una niña jugando con la radio; sin embargo, el oyente experto notará que tales números son leídos de manera idéntica, como cuando se marca un número equivocado en el teléfono y una máquina anuncia que el número no ha sido reconocido.



Orígenes y usos

Desde hace mucho se ha especulado, y en un caso acusado, que dichas emisoras funcionan como un método simple e infalible para que las agencias gubernamentales se comuniquen con sus agentes secretos. Según esta teoría, los mensajes vienen cifrados con una libreta de un solo uso, para evitar cualquier posibilidad de descifrado por un enemigo. Como prueba, estas emisoras han cambiado detalles de su programación o hecho transmisiones no programadas coincidiendo con sucesos políticos extraordinarios, como el golpe de estado soviético de 1991.

Otros especulan que algunas de estas emisoras se usan para operaciones de narcotráfico. A diferencia de las gubernamentales, las emisoras de los narcotraficantes deberían tener menos potencia y no funcionar regularmente, para evitar ser localizadas por triangulación y atacadas posteriormente. Estas emisoras, sin embargo, han operado impunemente durante décadas, por lo que se supone que sólo son operadas o patrocinadas por los distintos gobiernos. Por otro lado, las transmisiones en bandas internacionales de onda corta requieren de altos niveles de potencia eléctrica, inaccesibles para ranchos, granjas o plantaciones de droga en regiones aisladas.

Aunque ninguna entidad ha admitido jamás transmitir los números, un artículo de 1998 en el Daily Telegraph citó a un portavoz del Departamento de Industria y Comercio del Reino Unido (la entidad encargada de regular las transmisiones de radio en ese país) diciendo sobre dichas emisoras: "Éstas son lo que ustedes creen que son. La gente no debería desconcertarse por ellas. No son, digamos, para uso público".3 Escuchar emisoras de números en el Reino Unido ha sido declarado ilegal; sin embargo, es improbable que la ley relevante se use para juzgar a quienes las oyen privadamente. De hecho, se puede suponer que un oyente no podría ser juzgado por escuchar emisoras que oficialmente no existen y, en todo caso, funcionan ilegalmente en frecuencias que no les han sido asignadas por la Unión Internacional de Telecomunicaciones.

Ubicación de algunas emisoras de números:



Formatos

En general, las emisoras de números siguen un mismo formato básico, aunque los detalles son diferentes entre estaciones. Las transmisiones usualmente comienzan a la hora en punto o a la media hora.

El preludio o introducción de una transmisión (de donde se derivan casi siempre los apodos de las emisoras) contiene algún tipo de identificador, bien sea de la emisora o del destinatario. Éste puede ser un código numérico o fonético (p.ej. "Charlie India Oscar", "250 250 250"), frases características (p.ej. "¡Atención!", "1234567890"), o sonidos (p.ej. "Lincolnshire Poacher", "Magnetic Fields"). A veces, como en el caso de las emisoras israelíes de letras fonéticas, el preludio puede también indicar la naturaleza o importancia del mensaje a seguir (p.ej. "Charlie India Oscar 2" significa que no sigue un mensaje). Muchas veces el preludio se repite por un tiempo antes de comenzar el mensaje.

Usualmente se anuncia el número de grupos numéricos en el mensaje, y luego éstos se recitan. Los grupos consisten comúnmente de cuatro o cinco dígitos o letras fonéticas. Éstos en general se repiten, bien sea leyendo dos veces cada grupo o repitiendo el mensaje completo.
Algunas emisoras envían más de un mensaje por transmisión. En este caso el proceso anterior se repite en todo o en parte, con distinto contenido.

Finalmente, después de haber enviado todos los mensajes, la emisora se despedirá de forma característica. Muchas veces será sólo una forma de la palabra "final" en su idioma (p.ej. "end of message", "ende", "fini", "konec"). Algunas otras, especialmente las que se supone que transmitan desde la antigua URSS, terminan con una serie de ceros; otras terminan con música u otra clase de sonidos.
Se cree que los mensajes están cifrados con una libreta de un solo uso, con lo cual, dichos grupos son indistinguibles de una secuencia de números aleatorios.



En la actualidad

Nos enteramos de que los "espías" parecen haber sustituido la onda corta por Internet como medio de comunicación. Al parecer, los agentes ahora publican sus mensajes en foros públicos de Internet (ejemplo aquí), indicando teléfonos VoIP a los que los destinatarios han de llamar. De hecho cualquiera puede llamar, pero lo que se escucha no servirá absolutamente de nada a nadie que no conozca el código...

Aquí he localizado una página que contiene una recopilación de emisiones para poderlas oir:
http://www.archive.org/details/ird059


Informó http://mundoconspiranoico.blogspot.com/
Fuentes: http://mundoconspiranoico.blogspot.com/ , http://es.wikipedia.org , http://www.youtube.com/user/xeno194 y http://www.youtube.com/user/TheConetArchive
Print Friendly and PDF

2 comentarios:

Asun dijo...

Abducido,muchas gracias por este post."Casualmente" llevaba ya un tiempo interesada en este tema y me acabas de aportar muchos datos que desconocia ;) Un abrazo y sigue adelante con el magnifico trabajo que estas llevando a cabo.

Abducido dijo...

Asun, me alegro que te sirva, abrazos.

Publicar un comentario

 
 
 

Seguidores

Subscripciones y Sindicación

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

 
Free counter and web stats